¡Dios manda el fuego… Nosotros lo cuidamos!