La adoración: El estilo de vida del Cristiano