No te olvides de mirar abajo cuando estés en la cima de la montaña